¡ Extra, extra !

¿SABÍAS QUE?

24/10/2019

MITOS Y VERDADES SOBRE EL JAMÓN IBÉRICO

 

¿Verdad o mentira?

 

¿Sabrías distinguir si los siguientes mitos son ciertos? Pon a prueba tu

intelecto.

 

Existen numerosos mitos y creencias falsas alrededor del mundo del jamón.

Como el conocimiento es poder aquí encontrarás una serie  de argumentos que

te ayudarán a reflexionar sobre las falsas creencias:

 

"El jamón engorda y no es saludable"  MENTIRA

 

El jamón ibérico tiene más grasa que otras carnes más magras, sin embargo el

jamón en su justa medida no engorda. Científicamente demostrado.  Hay muchos

estudios que lo corroboran, sin ir más lejos  lo pueden afirmar los estudios

realizados por la Unidad de Endotelio y Medicina Cardiometabólica del

Hospital Ramón y Cajal de Madrid

 

"Las propiedades beneficiosas del jamón son muchas y muy variadas"  VERDAD

 

¿Sabías que el jamón ibérico contiene proteínas y aminoácidos esenciales de

alta calidad? Uno de esos aminoácidos, el triptófano, que abunda en el

jamón, es esencial para promover la liberación de la serotonina, un

neurotransmisor involucrado en la regulación del sueño y del placer.  Además

de ser un antioxidante que contiene muchas vitaminas y ácido fólico,

beneficia al sistema nervioso y favorece el buen funcionamiento del cerebro.

 

¡¡¡Resulta que el jamón produce placer no solo en el paladar, sino bienestar

en todo el cuerpo!!!

 

"Si tiene puntitos blancos está malo"  MENTIRA

 

Los puntitos blancos en el jamón ibérico son cristales de tirosina, uno de

los 20 aminoácidos que forman las proteínas. Se forman durante su maduración

y son una señal inequívoca de que el jamón se ha curado correctamente.  Si

vemos esto ante un jamón contemplalo con detenimiento por qué estaríamos

delante de un jamón excelente.

 

"Quien toma vino y jamón, no padece del corazón"  VERDAD

 

El vino tinto es un tesoro natural que gracias a sus propiedades

antioxidantes, consumido con moderación, aporta muchas propiedades

beneficiosas a nuestro sistema inmunológico. Añadiendo todas las propiedades

que tiene el jamón ibérico  solo nos queda terminar con lo siguiente: ¡Con

jamón y buen vino se anda el camino!